Memorias del arrayán

La encontré en el bosque.

Perdida yo, aprendiz ella.

Observé su nacimiento desde el suelo,

su forma de olfatear el aire y degustar el polvo.

_MG_3008

_MG_3002


Me vi reflejada en el miedo de sus ojos al descubrirme.

El silencio fue nuestro aliado.

 

_MG_3032


Piernas raíces, uñas deshojadas.

Animalito temeroso o naturaleza incipiente.

Su familia era de piel fría, sin embargo ella conservaba la tibieza del sol.

Un nuevo espécimen en crecimiento.

_MG_3053


Aprendía como una niña.

Abrazaba a las pitras,

queriendo inmiscuirse en la unión de raíces extrañas.

Queriendo sentirse un poco menos sola.

_MG_3039


Poco a poco comenzó a buscar el clímax de los árboles.

Se abrió a los brazos de sus padres, hermanos, compañeros.

_MG_3084


Su destino quedó claro.

Trepar, subir cada vez más alto, estirarse hasta encontrar su lugar.

_MG_2605


El centro del bosque,

la energía del todo.

_MG_3097

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s