Vuelvo

Vuelvo a la periferia y es el hogar. Las casas se achatan, las calles multiplican baches y vuelan las hojas otoñales. Las cosas son de otra manera. Y para vos, en realidad, eso es el centro. Vivir en lo que siempre fue periférico hace que no sepas lo que es tu periferia. Por el norte, la…

Memorias del arrayán

La encontré en el bosque. Perdida yo, aprendiz ella. Observé su nacimiento desde el suelo, su forma de olfatear el aire y degustar el polvo. Me vi reflejada en el miedo de sus ojos al descubrirme. El silencio fue nuestro aliado.   Piernas raíces, uñas deshojadas. Animalito temeroso o naturaleza incipiente. Su familia era de…

Agua del Paraíso

O lo que El Bolsón me dejó. 29/01: Escribo desde un cerro, de espaldas al pueblo pero de frente al Piltriquitrón. Un perro aparece y me lame la oreja. Siento que vuelvo a tener intimidad con los paisajes. Simulo ser feriante y observo los cientos de pies que se suceden. Cómo se arrastran, titubean, y se…

Calafaltén: días 8 y 9

Abro mi cuaderno del verano pasado con un poco de nostalgia. Los dedos siempre van en busca de esas páginas. Dos días de viaje, que para mí fueron uno solo. El día más emocionante del año, me atrevo a decir. Hoy me toca descubrir que fueron los días 8 y 9 de mi viaje, casualmente…

Ahora mismo

Canto con Regina a los gritos susurrados, histéricos, que se quedan sin voz y sin aire. Pronuncio las palabras en inglés, me deleito en sus curvas y tropiezos, siento que estoy teniendo una epifanía. Es divertido cantar así, como una forma lúdica de liberar angustias. You’d think the world is ending, you’d think the world…

Magia (oscuramente bien)

Oscuridad. Escucho mis pasos, mis pensamientos. Brumosos, en la lejanía que otorgan paredes finas y paneles de techo, llegan los sonidos. Se entremezclan voces, palmas, folklore y un riff de guitarra eléctrica. Puedo oír un mundo en otra dimensión. De alguna forma eso me tranquiliza. Yo estoy aquí, sola, en la negrura que se va…

¿Por qué viajamos?

Demasiadas respuestas a esa pregunta. Quizás sean todas lo mismo, no sé, es lo placentero de la subjetividad. Nadie viaja por las mismas razones. He aquí las mías: ¿Por qué viajo? Viajo porque en el vientre materno sentí la ausencia de alguien que viajaba. Más tarde la familia fue familia solo en viaje y mis…

Azul, verde y amarillo

Cuando el día tiene estos colores, las emociones se desintensifican. Hay sol, viento de orilla y agua, compañía que entiende. Me encuentro en la gran extensión de hierba sin otro propósito que observar y sentir las briznas de naturaleza que ofrece la ciudad. Mi espalda invade el terreno de la hormiga y ella se defiende encontrando…

22

En el viaje conté veintidós asientos antes de sentarme. Primero fue la casualidad, luego la cábala. Todas las veces veintidós sumaban mi nueva edad, el número favorito de mi abuela, la locura. Ayer fue mi cumpleaños y recordé todo eso. Ayer fue mi cumpleaños y se volvió día cero. Hokusai me observa desde una tarjeta…

Fluir de río

Llueve, otra vez llueve y los dedos se electrizan para escribir. Pertenezco al agua, no hay otra forma. Voy volviendo, de a poco, de la casa de mi tía abuela. Otra vez la lluvia, otra vez el llanto. Sus manos perfectamente arrugadas se posan sobre mis mejillas, mi mirada encuentra la suya y sus palabras…

No tengo planes

Ni para esta entrada, ni para el día de mañana, ni para el mes entrante. Lo que sí tengo son ganas, aunque a veces no se transparenten. Estoy acá sentada delante de la computadora, escuchando música que no conozco ni me gusta particularmente (hay que dar oportunidades), mientras afuera llueve con esa llovizna desabrida que…

Desafío analógico: día 1

Subir a un colectivo, subir a un tren. El constante traqueteo que nos arrima hacia lo céntrico. Las caras de comenzar el día y los niños con energías, los vendedores que uno tras otro van apareciendo y abandonando el vagón. Parecen programados y a esta altura ya lo deben de estar. Encontrarme con la chica…